Un poco de filosofía

De la Asociación:
En el Art. II de los Estatutos de la Asociación Amigos contra la Droga se especifica: “Los fines de esta Asociación tendrán carácter asistencial y preventivo en el ámbito de las adicciones, tanto a nivel social, como sanitario y jurídico…”

La Asociación, como entidad fundada principalmente por familiares de afectados, está especialmente sensibilizada con las familias, prestando especial atención al asesoramiento y apoyo a las mismas en situaciones problemáticas derivadas del uso de sustancias de alguno de sus miembros.

La Junta Directiva de la Asociación, renovada en febrero de 2010, está compuesta por los siguientes miembros, que son, con una sola excepción, familiares de afectados:
Presidenta: Maria Mercedes García Ureña
Vicepresidenta: María Pilar Soberón Pérez
Secretaria: Guillermina González Ayuste
Tesorera: María Sol Cernuda Álvarez
Vocal: Evelina Álvarez González
Vocal: Porfirio Gómez Álvarez
Vocal: Faustino García Zapico
Vocal: Isolina Rodríguez Peláez

Del Centro:
El fin último del centro es mejorar la calidad de vida de las personas con trastornos por uso sustancias.

Entre los principios que rigen nuestra actuación están:
  • Proporcionar una atención integral e individualizada.
  • Profesionalidad. El equipo del centro está formado única y exclusivamente por profesionales cualificados y son ellos los que realizan todas las intervenciones terapéuticas.
  • La deshabituación y la incorporación socio-laboral se trabajan conjuntamente.
  • Asumimos que ambos procesos no son lineales, lo que implica flexibilidad en el planteamiento de los objetivos para adaptarse a situaciones cambiantes.
  • Hablamos de acompañamiento, por contraposición a paternalismo, en el sentido de que la opinión del usuario se tiene en cuenta tanto a la hora de planificar los objetivos terapéuticos como el itinerario de incorporación socio-laboral.
  • Entendemos como incorporación social aquéllas acciones e intervenciones encaminadas a facilitar que la persona pueda desarrollar sus capacidades personales y sociales con autonomía, asumiendo un papel protagonista en su propio proceso de socialización, participando de forma activa y crítica en su entorno.